Migrañas Menstruales

Los ataques de migraña son a menudo causadas por la menstruación. El tratamiento de cada ataque de migraña no es diferente al tratamiento que se haría con una migraña habitual. Sin embargo, existen tratamientos que pueden prevenir los ataques de migraña relacionados con la mestruación. De este modo, podemos no llegar a sufrirlos o hacerlos menos severos cuando aparezcan.

Migrañas Menstruales

Qué es una migraña

La migraña es una condición que causa dolores de cabeza, pero que a menudo puede provocar otros síntomas como náuseas o vómitos. Cuando terminan los ataques de migraña, los síntomas desaparecen por completo.

¿Cómo afectan la migraña menstrual?

En la mayoría de las personas que tienen migraña, los ataques suelen ocurrir sin ninguna razón aparente. Sin embargo, existen algunas condiciones que pueden desencadenar ataques de migraña en algunas personas. Los desencadenantes pueden ser todo tipo de cosas. Por ejemplo los alimentos, el estrés, el vino, etc.

Para algunas mujeres, los ataques de migraña ocurren durante la menstruación o periodo, o justo antes de los mismos. Se cree que la causa es la caída del nivel de estrógenos. El nivel en sangre de esta hormona cae justo antes de que baje la regla. Es importante tener en cuenta que no se considera que tener un bajo nivel de estrógenos cause migrañas sino la caída brusca del nivel estrógenos.

La definición estricta de la migraña menstrual es el ataque de migraña que se inicia en cualquier momento a partir de dos días antes de, a tres días después del primer día de la menstruación. Además, un ataque de migraña se produce en la mayoría (o todos) los períodos. Hay dos tipos de patrones:

  • Migraña menstrual pura. Es cuando se producen los ataques de migraña sólo alrededor de los períodos, y no en otros momentos. Ocurre en aproximadamente 1 de cada 7 mujeres que tienen migraña.
  • Migraña menstrual asociada. Es cuando se producen los ataques de migraña en torno a la menstruación, pero también ocurren en otros momentos. Aproximadamente 6 de cada 10 mujeres con migraña tienen este tipo de patrón.
Migrañas con la menstruacion

Los síntomas de las migrañas menstruales por lo general mejoran si se queda embarazada, cuando hay un alto nivel constante de estrógenos. Al acercarse a la menopausia, los ataques de migraña pueden ser más frecuentes a medida que el nivel de estrógeno tiende a ir hacia arriba y hacia abajo de manera más brusca. Sin embargo, una vez pasada la menopausia, el nivel de estrógeno es bajo y sobre todo, estable, así que los ataques de migraña tienden a reducirse.

Opciones de tratamiento de migrañas menstruales

Las opciones de tratamiento son las mismas que para cualquier otro ataque de migraña. Es decir, las opciones incluyen: analgésicos, analgésicos anti-inflamatorios, etc. Consulta con tu médico de cabecera para que te ofrezca la mejor solución para tu problema concreto.

Prevenir la migraña menstrual

Algunas mujeres tienen ataques de migraña menstruales severos, y el tratamiento de cada ataque no funciona bien. En esta situación, es posible que desee considerar un tratamiento que tiene como objetivo prevenir los ataques de migraña, es decir, actuar antes de que aparezcan. Si acudes a tu médico es posible que te sugiera una de los siguientes tratameintos pero ten en cuenta que es posible que no pueda evitar por completo los ataques de migraña. Los ataques de migraña podrán ser menos frecuentes y menos graves. Algunos pacienten consideran útil crear un diario de migraña para comparar el antes y después del tratamiento.

Analgésicos antiinflamatorios

Entre ellos se incluyen el ácido mefenámico, naproxeno, ibuprofeno, diclofenaco, etc. Son analgésicos que se pueden utilizar para tratar cada ataque de migraña una vez que se ha producido. Sin embargo, una opción es tomar una dosis pequeña de estos medicamentos antes de cada menstruación para adelantarse al ataque de migraña. Es decir, se puede tomar una dosis un par de días antes si no se ha producido una crisis de migraña, con el fin de prevenir un ataque. Se puede comenzar a tomar las pastillas tan pronto como se inicie la menstruación, o incluso comenzar unos días antes. Se puede continuar tomando la dosis hasta el último día de sangrado.

Algunas personas no pueden tomar analgésicos antiinflamatorios. Por ejemplo, las personas con una úlcera duodenal y algunas personas con asma. Los efectos secundarios son poco frecuentes si se toma el analgésico antiinflamatorio durante unos pocos días seguidos y durante cada período. Sin embargo, debes leer el prospecto que viene con las pastillas para obtener una lista completa de los posibles precauciones y los efectos secundarios. También es recomendable consultar con el médico de cabecera.

Suplementos de estrógenos

Aumentar el nivel de estrógeno justo antes y durante un período es una muy buena opción para evitar ese cambio brusco en el nivel de estrógenos y como consecuencia, las migrañas. Existen parches de estrógenos para la piel que se utilizan a veces. Los parches se colocan en la piel durante siete días a partir de tres días antes del primer día de regla. El estrógeno viaja a través de la piel en el torrente sanguíneo. Esto es como tener la terapia de reemplazo hormonal (HRT) durante siete días cada mes.

En sentido estricto, los suplementos de estrógenos no tienen se usan para el tratamiento de la migraña menstrual. Sin embargo, muchos médicos están dispuestos a prescribirlos. Tendrás que consultarlo con tu médico de cabecera.

Anticonceptivos orales combinados (ACOC)

Si tienes o desarrollas ataques de migraña con aura, no debes tomar la ACOC o usar el parche anticonceptivo. En los casos en los que se tengan ataques de migraña sin aura no se debe tomar la ACOC o usar el parche anticonceptivo, si se es mayor de 35 años.

Algunas mujeres que toman la píldora o usan el parche y que tienen ataques de migraña sin aura durante el período comprendido entre las tomas de píldoras o parches (cuando se tiene el sangrado hay un intervalo libre de píldora o del parche). Si esto ocurre, las opciones a tener en cuenta que pueden prevenir estos ataques de migraña son:

  • El cambio a una pastilla con menos progestágeno (si se toma uno con una dosis alta). Los ataques de migraña durante el intervalo libre de píldora parecen ocurrir con menos frecuencia en las mujeres que toman la píldora con una dosis más baja de progestágeno.
  • Tri-ciclismo. Esto significa tomar la píldora de forma continua durante tres paquetes (nueve semanas) sin ninguna interrupción, seguido por un intervalo de siete días sin píldoras. Esto mantiene el nivel de estrógeno constante mientras se toman los tres paquetes. De esta manera se tendrá menos sangrado de abstinencia al año, y por lo tanto, un menor número de ataques de migraña. Solo se puede hacer esto con los tipos de pastillas que tienen una dosis constante de progestágeno para cada dosis. Estos son los tipos de uso común, pero consulta con el médico o enfermera si no estás segura.
  • Utilización de suplementos de estrógeno durante el intervalo libre de píldora o parche.
  • Un cambio en el método anticoncepción.

Anticonceptivos contra las migrañas

Los anticonceptivos hormonales son una opción útil si la migraña menstrual es un problema y también se necesitan anticonceptivos.

Los anticonceptivos de progestágeno impiden la ovulación. Si se impide la ovulación, entonces no hay caída del nivel de estrógeno cada mes, y por tanto, no aparecen los ataques de migraña menstrual. La mayoría de las mujeres con migraña de cualquier edad pueden usar anticonceptivos basados ​​en progestágenos (incluso si se tiene ataques de migraña con aura). La única vez que no se recomienda es si se comenzó a desarrollar los ataques de migraña con aura después de que se comenzara a tomar uno de estos tipos de anticonceptivos.